Verónica Garcia Arcos

Si hecho la vista atrás, hace ya mucho tiempo que asistí a mi primera clase de yoga, en ese preciso instante ya sentí que mi vida cambiaba.. La práctica de yoga en mi vida ha sido transformadora, inspiradora y plenamente consciente.

Una de las claves ha sido definitivamente contar con los mejores Maestros, profesores y compañeros, siempre contar con formaciones y clases impartidas con personas con profunda sabiduría que ofrecían con rigor todos sus conocimientos.

Es muy importante marcar la esencia de las clases en combinar unos alineamientos refinados, una conciencia plena y la filosofía que nos recuerda que estamos realizando profundamente nuestra práctica.

Estas son algunas de las formaciones en las que me he inspirado los últimos años:

– Escuela Internacional de Yoga de Madrid, certificada por la International Yoga Federation, la European Yoga Federation y la Federación Española de Yoga Profesional. Fueron mis primeros años de formación. En aquellos tiempos me dediqué a recibir clases no sólo de Hatha Yoga, sino también de Yoga Iyengar y Kundalini Yoga, creo que además de conocer Maestros de los que he aprendido y disfrutado mucho, también esas clases, han influido dando pinceladas de las clases que a día de hoy ofrezco a mis alumnos.

– Terapéuta Reflexología Podal y Shiatsu en el centro Quirosoma de Valencia. A medida que el yoga iba formándome como persona y profesora, surgió también la curiosidad por otras terapias naturales. Qué importante aportación, qué manera más bella de estimular el organismo para que mejore y se sienta mejor.

– Master en Yoga Moderno “los yogas en movimiento” (Maru de la Torre). Sin saber muy bien hacia donde dirigir en ese momento mi profundización en el yoga continué estudiando en Madrid y por la máxima inspiración que me había transmitido la profesora en un curso meses antes. Decididamente es una de las mejores decisiones que he tomado en la vida, desde el primer día de clase, mi manera de sentir el yoga cambió aportando un sin fín de novedades tanto a mi práctica personal como en las clases hacia mis alumnos.

– Formación de Pilates Mat en la Universidad Jaume I (ANEP). Me pregunto que tendrá esta disciplina que a todo el mundo gusta, comienzo a asistir a clases y en seguida me doy cuenta que me apetece saber más y poder ofrecer también clases de pilates. Rápidamente comienzo la Formación sumergiéndome en algo muy diferente y así ampliar mis perspectiva sorprendiéndome de la magia del pilates.

Cada cuerpo y organismo es un mundo y cada cual tiene sus necesidades, es en este momento cuando redirijo mi formación y comienzo a buscar disciplinas que satisfagan las necesidades de otro tipo de alumnos.

– Formación de Pilates Pre y Post Parto Valencia (Andrea Giacosa y Claudia Giani, ANEP) comprendiendo todo lo que ocurre en el cuerpo de la mujer durante el embarazo y también aprendiendo en como trabajar el organismo después del parto. Profundizando en esta disciplina para poder impartir clases específicas para mujeres que se encuentren en este precioso periodo.

– Formación de Pilates y lesiones (Andrea Giacosa y Claudia Giani, ANEP) descubriéndo aspectos más profundos de anatomía y las características de las enfermedades, patologías y dolencias. Aprendiendo como tratar y cuidar los diferentes cuerpos y sabiendo como restaurar el organismo con ejercicios específicos.

– Formación de Yoga Terapéutico (Gisela Vázquez, Madrid) otra vez profundizando en la anatomía y conociendo los aspectos más terapéuticos del yoga y preparándo para una aplicación de alineamientos en las asanas mucho más específica y profunda.

– Certificación de Pilates para atletas de Resistencia (Montse Cosín, Valencia) que gran oportunidad para descubrir las múltiples posibilidadades que nos ofrece el pilates y aprendiendo como satisfacer las necesidades individuales y colectivas de los diferentes cuerpos que puedes encontrar en las clases.

– Mi vida también ha estado plenamente sellada e inspirada por la danza oriental, no puedo describir lo que siento bailando y lo enriquecida que me he sentido al poderme expresar a través del movimiento del cuerpo . 5 años de aprendízaje ininterrumpido junto a Ivana Mitchig en Castellón y un año en Madrid junto a Eva Chacón me bastaron para darme cuenta de que en mi vida siempre iba a haber danza.

– Inmersion de Anusara Yoga (Gisela Vázquez, Madrid) Anusara significa “fluir con gracia”, a través del alineamiento refinado desarrollas tu habilidad interna para celebrar cada acontecimiento de la vida y sentir que fluyes y estás en armonía con el espíritu. Basado en la filosofía del Shivaismo de Cachemira, shiva-shakti tantra no dualista que afirma y celebra la vida.

– Formación profesores Anusara Yoga (Gisela Vázquez, Madrid) sintiendo que resueno totalmente con la filosofía y alineamientos de anusara me sumerjo totalmente en la formación de profesores totalmente dispuesta y entregada a seguir profundizando en esta práctica y meditación.